Un implante dental es un pequeña y fuerte pieza de titanio que actúa como la estructura de la raíz de un diente natural. El implante dental se coloca en el hueso maxilar superior o inferior.

El tratamiento de implantes dentales se realiza cuando se ha perdido un diente o un arco completo de dientes debido a una enfermedad o lesión.

Si el paciente es portador de una prótesis removible, o si ha sufrido la pérdida de alguna de sus piezas dentarias, los implantes le proporcionan enormes beneficios funcionales, rehabilitando la función de masticación.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de protección de datos política de protección de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted